fbpx

Lusungu Kumwenda, compositor y cantante de “Waka Waka”

La letra de la canción contiene palabras en latín, italiano, francés, inglés y swahili. Pero la canción de la banda «Waka Waka» que celebra a Laudato Si’ tiene un mensaje unificador: es momento de unirnos y cuidar nuestra casa común.

Steeven Kezamutima es un franciscano laico, gerente regional de Justicia, Paz e Integridad de la Creación de los Franciscanos de África (JPIC-FA) en Nairobi, vocalista y compositor de «Waka Waka».

La banda católica con sede en Nairobi se llama así por la palabra swahili que significa brillo o resplandor, y la banda ha lanzado recientemente dos canciones destinadas a alegrar los días de las personas y a animar a todo el mundo.

Kezamutima escribió «Laudato Si’ Celebration» para difundir el mensaje de la inspiradora encíclica del Papa Francisco sobre el cambio climático y la ecología, que hace un llamamiento a todas las personas a comprender que «todo está conectado» y que este es el momento de cuidar la creación.

Steeven Kezamutima

«Nuestra casa común se está cayendo a pedazos, está en llamas. El cambio climático es un desafío moral y espiritual», dice la canción. «Los seres humanos, el agua y los árboles conectados. El cambio climático, la pobreza, la paz y la economía, conectados. Tu generación, nuestra generación, conectadas.»

Kezamutima dijo que también escribió la canción para ayudar a la gente a entender que aunque Laudato Si’ fue escrita por el Papa Francisco, el líder de los mil doscientos millones de católicos del mundo, este es un documento para que todas las personas lo estudien y celebren.

Miembros de la banda Waka Waka

«La gente puede adoptarlo y darse cuenta de que Laudato Si’ tiene un mensaje sencillo para todos», dijo.

El mes pasado, el Espíritu Santo conectó a cientos de miles de católicos en todos los continentes durante la Semana Laudato Si’ (16-24 de mayo) para celebrar el quinto aniversario de la encíclica que cambió el mundo.

«Creemos que Laudato Si’ . . . puede llegar lejos. A la gente le gusta celebrar, especialmente en África», dijo Kezamutima, que es de la cercana Burundi, también en África Oriental.

Los 10 miembros de la banda viven en Nairobi y asisten a la Universidad Católica de África Oriental, que recientemente anunció sus planes de desinversión de combustibles fósiles. (Kezamutima está a punto de terminar su maestría en «Justicia, Paz y Cohesión».) La universidad se unió a otras 41 instituciones religiosas en otros 13 países como parte del mayor anuncio conjunto de desinversión de combustibles fósiles por parte de instituciones religiosas.

Más información: Las instituciones religiosas desinvierten de combustibles fósiles

La banda también levantó recientemente los ánimos en todo el mundo con otra canción esperanzadora: «Anti COVID-19», que recuerda a la gente que «Dios tiene el control», incluso durante la pandemia de coronavirus.

«Hay espacio para la esperanza. Mantente protegido, no tengas miedo. Hay un Dios tomando el control», canta la banda.

Sin embargo, Kezamutima no solo comparte Laudato Si’ a través de la música, sino que también difunde la buena nueva en las escuelas como parte de su trabajo con la Generación Laudato Si’, una red de jóvenes católicos que trabajan por la justicia climática y para crear un futuro que proteja a los más vulnerables y a toda la creación.