fbpx
Niños y niñas de Burundi marchan por un futuro más limpio.
Más de 1.000 niños, niñas y adultos en Tanzania y Burundi celebraron recientemente el Tiempo de la Creación marchando por el clima.

En Dar Es Salaam, la ciudad más grande de Tanzania, 1.000 niños y niñas de diversas escuelas salieron a las calles por la creación.

“El principal objetivo del evento fue unirse al movimiento mundial de niños que estaban en movilizaciones en todo el mundo abogando por energías limpias y una recuperación justa.,” dijo Rehema Peter, que dirige la Asociación para la Protección del Medio Ambiente y la Acción Climática, y además organizó el evento.

Rehema es miembro de la Generación Laudato Si’ Generation y coordina clubes Laudato Si’ en escuelas de su área.

Los niños llevaban pancartas y carteles con mensajes inspiradores, como “Unidos por la naturaleza, guiados por la ciencia” y “Nuestra tierra es nuestra casa común”.

En Burundi, el Grupo Scout Espoir de Magarama organizó una marcha al aire libre y un concierto en la ciudad capital de Gitega.

El grupo buscó informar a los “ciudadanos de Gitega sobre la necesidad de resistir contra cualquier proyecto de combustibles fósiles, llamando al nuevo gobierno de Burundi a trabajar por una recuperación justa del COVID-19 y apoyar a los jóvenes líderes en la acción climática”, dijo Jean Claude. Gahungu, el director de proyectos del grupo.

A ellos se unieron otros jóvenes de San Francisco de Asís de Magarama, el Capítulo de Burundi del Movimiento Católico Mundial por el Clima, los líderes scout regionales, el movimiento Chiro, el Movimiento Africa Vuka y 350.org.